Hacia la ficción moderna: "The Wanderer"

Poesía elegíaca, quizá de finales del siglo sexto pero que conservamos en un manuscrito datado alrededor del 980 D.C. 

"The Wanderer", el que vaga, no es una obra de fantasía. Sin embargo, ha tenido una gran importancia en el género. Así que hablemos un poco de ella.

Mientras la poesía épica, como Beowulf, es una exaltación, en la poesía elegíaca encontramos un lamento. En este caso seguimos la historia de un guerrero que con la muerte de su señor y sus compañeros, es decir la pérdida del "comitatus", vaga solo. En cierto sentido, es como asistir a la historia posterior a Beowulf. 

"Ubi sunt?" o "¿dónde están?" es el tema de inspiración latina detrás de este sentimiento. A pesar de sus tintes cristianos y de esta inspiración mencionada, la ambientación es anglosajona pura. Tolkien basó en ella Rohan y podemos encontrar en "las Dos Torres" un poema de Aragorn (en la película adaptado a Théoden)que sigue el mismo principio:


Está comprendido por dos voces poéticas. Una corresponde al guerrero y la otra interviene para explicar sus circunstancias. Pese a ello y a ser una obra tan intimista, hace apología de la parquedad de palabras. Así, cuando un guerrero anglosajón hiciese por ejemplo el juramento del comitatus, tendría una especial relevancia. En la obra de Tolkien y en sus seguidores observamos mucho este patrón ideológico. Mucha descripción y pocos diálogos y un relieve especial en los fenómenos alrededor para explicar la vida interior de los personajes.

Volviendo al paso del tiempo en "The Wanderer",  al menos su transcripción, que es eclesiástica, centra su mensaje en que al final todo lo que nos queda es dios. Pierde a "su señor" y encuentra a "su Señor". Para este poema la senectud es un tipo de exilio que nos llegará a todos. De nuevo en "El Señor de los Anillos" encontramos esta temática en dos humanos de avanzada edad: el ya mencionado Theoden de Rohan y Denethor de Gondor. Ambos realizan, mentalmente, un viaje mental similar al del protagonista de esta historia. Aunque solo uno de ellos es capaz de volver de él victorioso.

También encontramos referencias al mar, que es visto como algo oscuro y siniestro. Es un lugar vacío, lleno de soledad y frío. Por el contrario en Beowulf el carácter es mucho más marítimo. En la obra de Tolkien encontramos una mezcla de estas dos visiones. En "el Silmarillion" es un elemento de exilio y separación. En "El Señor de los Anillos" es un regreso a casa. 

El Comitatus deja aquí más claro que en Beowulf que se trata de una relación familiar. Los guerreros son los hermanos y el señor es el padre de todos ellos. Es un vínculo tan fuerte como el de la sangre. En la ya mencionadísima Rohan el hijo de Théoden, Théodred, es asesinado. Pero Théoden no se queda sin hijo pues Éomer, su sobrino, se convierte en su heredero no solo por el vínculo sanguíneo. Son sus hazañas y valor lo que terminan encumbrándole y recuperando la hermandad de Rohirrim.

"El hombre que vaga" es explorado en la narrativa actual por el "grimdark". Dejando un poco al margen las relaciones de camaradería, obras como "Sólo el Acero" de Richard Morgan tratan el destino de los soldados cuando, en apariencia, ya no queda nada por lo que luchar. Dentro de la narrativa de Joe Abercrombie en "Tierras Rojas" seguimos una historia similar, de la que no puedo dar muchos detalles porque es un spoiler. Tiene mucho que ver con su ambientación en las historias del Oeste americano, pero el principio de exilio que nos narra "The Wanderer" es el mismo. 


Comentarios

  1. ¿Soy la única persona que lee “Rohan” y su mente automáticamente reproduce la preciosa banda sonora?

    Fíjate que conocía el poema de Aragorn, pero nunca lo he reconocido como inspirado en el uso del ubi sunt. Esto es una maravilla y como me salga en el examen se lo pienso explicar. Gracias.

    También en este sentido, me ha venido a la mente el juramento de Pippin a Denethor, que es fiel reflejo del commitatus y claramente vemos como especifica que es un juramento “hasta que mi señor me libere, o la muerte me lleve, o perezca el mundo.” Y de la misma forma la respuesta de Denethor “ni dejaré de recompensar lo que me será dado: fidelidad con amor, valor con honor, perjurio con venganza.” En el cual también se refleja el hecho de que es una relación que funciona en ambos sentidos, una forma de simbiosis, y que no es solo el caballero quien aporta al señor, sino que también funciona viceversa.
    Ay, que ilusión, espero de verdad que me caiga en el examen para poderlo explicar con estos detalles.

    Como siempre, un artículo MUY interesante, que me ha encantado leer.
    Muah.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estuve toda la entrada con el tururú en la cabeza XD es que la OST <3

      La escena de Pippin y Denethor además es muy graciosa. Cuando Gandalf unas páginas antes le ha dicho "no abras la boca" y cuando te quieres dar cuenta le está jurando lealtad XD es una de mis escenas Hobbit favoritas.

      Muchas gracias jo.

      Eliminar

Publicar un comentario